Blog Image

IURISBLOG

El desahucio «express» de los okupas

Derecho Civil Posted on lun, septiembre 10, 2018 18:10:20

El pasado 2 de julio de 2018 entró en vigor la Ley 5/2018, más conocida como la ley de desahucio exprés de los okupas, ya que su finalidad es agilizar el desalojo de las personas que okupan viviendas de forma ilegal, es decir, sin ningún tipo de contrato que les autorice a ello.

La novedad más destacable, respecto del procedimiento anterior a esta ley, la encontramos en que posibilita que el propietario de la vivienda okupada, recupere inmediatamente la posesión de la misma.

Si bien antes el propietario no podía recuperar la vivienda, hasta la llegada de la fecha del desalojo que decidía el Juez, ahora podrá recuperarla al cabo de 5 días desde la admisión a trámite de la demanda.

Este plazo de 5 días, es el que se les concede a los okupas para demostrar que poseen un título que les permite residir en la vivienda, como podría ser un contrato de arrendamiento.

Esta reforma da una respuesta eficaz a la problemática que les supone a los propietarios, el hecho tener una persona o una familia residiendo en su vivienda sin ningún título que los legitime, ya que con anterioridad a la misma únicamente podía acudirse a la vía penal, cuyo procedimiento es mucho más lento, pudiendo llegar a durar hasta 2 años.

Asimismo, la posibilidad de acudir a la vía civil para desalojar a un okupa, supone el acortamiento de los plazos para que sea efectiva la recuperación de la vivienda okupada.

Otro aspecto positivo de esta ley, es que el desalojo se efectuará respecto a cualquiera de los ocupantes que se encuentren dentro de la vivienda, por lo que no será necesaria su identificación, lo que en algunos casos suponía la dilación del procedimiento.

Ahora bien, para instar este tipo de desahucio es necesario ser un particular, una entidad sin ánimo de lucro o una Administración Pública, no pudiendo acudir al mismo las entidades bancarias o sociedades de patrimonio inmobiliario, que precisamente son los más afectados por las mafias que okupan viviendas de forma ilegal.

Miriam Rodríguez Manyà
Abogada Fundadora de Barna Iuris Advocats



La cláusula suelo después de la Sentencia del Tribunal de Justicia de la UE

Derecho bancario Posted on mié, diciembre 28, 2016 18:05:58

La Sentencia dictada el pasado 21 de diciembre por el Tribunal de Justicia de la UE, supone un duro revés a la doctrina jurisprudencial sentada por el Tribunal Supremo el pasado 9 de mayo de 2013, destinada a favorecer a las entidades bancarias, y por ende, perjudicando a la parte más débil, el consumidor.

Para ponernos en antecedentes, vamos a recordar que la Sentencia dictada por el Tribunal Supremo el 9 de mayo de 2013, estableció los requisitos que debían concurrir para que la cláusula suelo de una hipoteca fuera declarada nula, y en el caso de ser así, dicha nulidad solamente tenía efectos retroactivos desde la fecha de la referida sentencia, infringiendo deliberadamente nuestro ordenamiento jurídico, pues la nulidad de pleno derecho, en España, tiene carácter retroactivo desde el momento en que se incorpora la cláusula nula al contrato, debiendo restituirse las cantidades abonadas en base a a esa cláusula nula.

Asimismo, el Tribunal Supremo de nuestro país, por un momento dejó la legalidad a un lado, pues consideraba que la devolución de la totalidad de los intereses derivados de las cláusulas suelo, supondría consecuencias devastadoras para nuestra macroeconomía, olvidándose de todo lo que ha sufrido y está sufriendo la microeconomía de todos los hogares españoles, que aún siendo la parte más débil, también es la más castigada por la crisis y las políticas económicas llevadas a cabo para paliar sus efectos.

Pues bien, además de infringir el ordenamiento español dicho criterio jurisprudencial, hemos tenido «la suerte» de que también se opone al derecho comunitario, y que como consecuencia de ello se haya pronunciado el Tribunal de Justicia de la UE en el sentido de declarar la retroactividad total desde la firma del préstamo.

Dicho fallo del TJUE, además de un «tirón de orejas» al Tribunal Supremo, significa que todos los prestatarios que firmaron una hipoteca con cláusula suelo, podrán reclamar la totalidad de los intereses abonados de más, en aplicación de dicha cláusula, desde el día de la firma del préstamo hipotecario, pues debe restablecerse al consumidor en la situación en la que se encontraría de no haber existido esa cláusula.

Si Vd. es uno de los afectados por la cláusula suelo y quiere reclamar la devolución de los intereses abonados de más en aplicación de la misma, no dude en contactarnos, pues estudiaremos todas las particularidades de su caso y le propondremos la solución más ajustada a sus intereses.

Miriam Rodríguez Manyà
Abogada Fundadora de Barna Iuris Advocats



Cómo desalojar legalmente a un okupa

Derecho Penal Posted on jue, octubre 20, 2016 14:27:23

Un “okupa» es quien comete un delito de
usurpación entrando a una vivienda ajena que no constituye morada, sin autorización de su titular
. Por tanto, un requisito esencial es que la vivienda “okupada” no esté habitada, para tratarse de un delito de
usurpación de vivienda, pues de lo contrario estaríamos hablando de un delito
de allanamiento de morada, acarreando este último penas de prisión de hasta dos
años.

El delito de usurpación de vivienda suele ser el supuesto
que se da con más habitualidad, y el más problemático a la hora de recuperar la
posesión de la misma, pues el mismo provoca un conflicto entre dos derechos: el
derecho a la inviolabilidad del domicilio que ampara
al “okupa”, y la posesión que deriva del derecho de propiedad, que corresponde
al titular de la vivienda
. Este conflicto de derechos resulta verdaderamente
problemático en el contexto social y económico que nos encontramos, pues mucha
gente se aprovecha de la protección legal que les ampara para disfrutar de una
vivienda a título gratuito, o bien realiza dicha conducta por carecer de
recursos y no poder acceder a una vivienda de otra manera. Ya sea por un motivo
u otro, no es el propietario de una vivienda el que debe pagar las
consecuencias de ello, y aguantar que sea desposeído de su propiedad, sin poder
disponer de ella, ya sea para alquilarla, venderla, cederle el uso a un
familiar, etc.

Por tanto, si el lamentable hecho
ha ocurrido, y un propietario se encuentra con una familia ocupando su
vivienda, el éxito y rapidez en el desalojo de la misma, dependerá de los pasos que decida seguir.

Si en el mismo instante que
tiene conocimiento de que su piso ha sido ocupado, avisa a la policía y cuando
acuden al domicilio se encuentran la puerta abierta, los agentes podrán desalojarlos
de inmediato, siendo ésta una situación afortunada.

En la mayoría de casos, la
puerta se encuentra cerrada y los «okupas» han cambiado el bombín o puesto candados, necesitándose para el desalojo una orden judicial, por lo
que con ello empezará un procedimiento judicial, pudiendo tardar más o menos
tiempo en practicarse el desalojo, dependiendo de si el propietario se persona
en dicho procedimiento con abogado o no.

Una vez iniciado el
procedimiento judicial, si el propietario de la vivienda comparece
en el mismo como acusación particular, contratando a un abogado y a un
procurador, en la fase de instrucción podrán presentar un escrito
solicitando como medida cautelar el desalojo de la/s persona/s que están
ocupando su vivienda, amparada en
el artículo 13 LECrim
. Asimismo, siempre que se demuestre su necesariedad,
proporcionalidad y presunción de buen derecho, el Juez de Instrucción acordará la medida cautelar,
para evitar que se mantenga la
situación ilícita derivada del presunto delito o el daño ya sufrido por el
perjudicado.

En el caso de que el propietario de la vivienda
ocupada decida no contratar un abogado para personarse como acusación particular, que solicite la medida cautelar de desalojo en la fase de investigación, es más
que probable que el desalojo no se practique hasta después de haber dictado
sentencia el Juez de lo Penal correspondiente, pudiendo tardar más de un año en
recuperar la posesión de su vivienda.

En
definitiva, si hay personas ocupando una vivienda de su propiedad y la policía
no ha podido desalojarlas, es muy importante que busque un buen asesoramiento
jurídico, ya que de ello dependerá la eficacia y rapidez del desalojo.

Miriam
Rodríguez Manyà

Advocada



Los gastos ordinarios en la pensión de alimentos según el Tribunal Supremo

Derecho de Familia Posted on mié, octubre 19, 2016 09:12:28

Los gastos escolares deben entenderse como ordinarios e integrados en el concepto de alimentos, por lo que a la hora de computar éstos los operadores jurídicos deberán tener en cuenta el prorrateo de los gatos de inicio del curso escolar. http://supremo.vlex.es/vid/649968881?cpi=508252&utm_source=Accounts+Former%2FProspect+ES+Netsuite&utm_campaign=bccc699ca1-boletin_actualidad&utm_medium=email&utm_term=0_922d9983da-bccc699ca1-42514633



La nul·litat de la clàusula sòl de les hipoteques

Derecho bancario Posted on mar, octubre 18, 2016 18:56:19

Des de que va ser dictada, la Sentencia del Tribunal Suprem de 9 de maig de 2013, ha tingut un gran ressò, així com una important transcendència mediàtica, doncs ha declarat nul•les les clàusules sòl, que han estat fixades en la majoria d’hipoteques durant els últims anys.

La clàusula sòl es tracta d’una clàusula que es fixa en hipoteques a interès variable, i estableix que, amb independència de la variació del tipus d’interès que es pren com a referència, l’interès mai podrà ser inferior al tipus mínim pactat. Aquest tipus de clàusula acostuma a anar acompanyada d’una altra clàusula que estableix que l’interès no podrà superar el tipus màxim pactat (clàusula sostre).

L’esmentada sentencia no declara nul•les totes les clàusules sòl, sinó només les que no reuneixen uns requisits mínims de transparència i siguin abusives.

Es considera que no reuneixin els requisits mínims de transparència quan:

-Es crea l’aparença d’un contracte de préstec a interès variable en el que les oscil•lacions a la baixa del tipus d’interès de referència repercuteixen en una disminució del preu del diner.

-Falta informació suficientment clara de que la clàusula sòl es un element definitori de l’objecte principal del contracte.

-Es crea l’aparença de que el sòl té com a contraprestació la filiació d’un sostre.

-S’ubica la clàusula sòl entre una gran quantitat de dades entre les que queda emmascarada i dilueix l’atenció del consumidor.

-Hi ha una absència de simulacions d’escenaris diversos de comportament del tipus d’interès en el moment de contractar, de forma que el consumidor no està informat del comportament previsible de l’índex de referència a curt termini.

-No existeix un advertiment previ, clar i comprensible sobre el cost comparatiu amb altres préstecs de la pròpia entitat.

Ara bé, aquesta sentència indica que la falta de transparència no suposa necessàriament que les clàusules siguin abusives, fet que s’ha de tenir en consideració, doncs si no son abusives no es declararan nul•les. Així mateix la Sentència declara que perquè les clàusules es puguin considerar abusives, han de concórrer tres requisits:

a) Que es tracti de condicions generals predisposades a incloure’s en una pluralitat de contractes, sense negociar-se de forma individualitzada.

b) Que causin un desequilibri important entre drets i obligacions derivats del contracte en contra de les exigències de la bona fe.

c) Que aquest desequilibri perjudiqui al consumidor.

Per tant, si sospita que la clàusula sòl establerta en la seva hipoteca és nul•la, no deixi d’acudir al nostre despatx per tal d’analitzar si compleix tots els requisits necessaris i en cas afirmatiu, negociarem amb la seva entitat bancària la seva eliminació, doncs la quota de la seva hipoteca quedarà reduïda considerablement.

Miriam Rodríguez Manyà
Advocada