Los gastos escolares deben entenderse como ordinarios e integrados en el concepto de alimentos, por lo que a la hora de computar éstos los operadores jurídicos deberán tener en cuenta el prorrateo de los gatos de inicio del curso escolar. http://supremo.vlex.es/vid/649968881?cpi=508252&utm_source=Accounts+Former%2FProspect+ES+Netsuite&utm_campaign=bccc699ca1-boletin_actualidad&utm_medium=email&utm_term=0_922d9983da-bccc699ca1-42514633